Cinco carreteras del mundo que todo amante de los coches debe recorrer

16/04/2020
Si, como nosotros, eres de ver el vaso medio lleno, ya te habrás dado cuenta de que este es un momento perfecto para detenernos a idear planes, viajes para el futuro. Déjanos hacerte una propuesta que seguro te inspirará: ¿Conoces las carreteras más espectaculares del mundo? Hemos seleccionado para ti cinco vías que todo amante de la conducción y de los viajes en general debería recorrer algún día. Están más al alcance de la mano de lo que puedas pensar:

1. Calzada del Gigante, Irlanda del Norte


En el extremo septentrional de Irlanda del Norte se halla la increíble Costa de Antrim. Conducir por la carretera de la Calzada es una de las experiencias más sobrecogedoras que puede vivir un amante de la conducción y cualquier persona en general: Vistas infinitas al océano, montes y acantilados, pueblos pesqueros a la orilla del mar, fortalezas milenarias en ruinas y, como culminación, la maravilla geológica de la Calzada del Gigante, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que ha aparecido en innumerables películas e incluso portadas de discos, como “Houses of the Holy” de Led Zeppelin.

2. Carretera de los Cayos de Florida


Hollywood ya se ha encargado de que todos conozcamos esta fascinante serpiente de asfalto que se adentra en el mar Caribe desde Florida. Sin embargo, recorrerla es una experiencia muy diferente. Construida en los años 30 del siglo XX, y siguiendo el recorrido de una vía de tren hoy desaparecida, la US1 Overseas Highway recorre 200 kilómetros de isla en isla hasta el punto más alejado del continente: Key West (Cayo Hueso en su denominación española). Por cierto, el coche no es el único modo de explorarla: también se organizan rutas y otro tipo de actividades como ultramaratones.

3. Transfagarasan: de ruta por Transilvania


Transilvania no es sólo célebre por ser cuna del Conde Drácula. Esconde otro secreto no menos pavoroso: la carretera Transfagarasan. Son noventa kilómetros de pura curva a través de un paraje natural de increíble belleza como son los Cárpatos. En tiempos fue una línea de conexión militar de gran importancia estratégica. Hoy es lugar de peregrinaje para los amantes de la conducción y también, otra opción muy interesante, del senderismo.

4. Montaña rusa japonesa entre campos de lavanda


¿Quieres visitar Japón de una forma diferente? Te recomendamos la isla de Hokaido, en el remoto norte del país. Este es sin duda el mejor lugar de la nación del sol poniente para planear viajes por carretera. Los coloridos campos de lavanda y las continuas sinuosidades del terreno crean un espectáculo difícil de igualar, en especial en torno a la ciudad de Furano. Allí encontrarás una recta con dos kilómetros y medio de continuas subidas y bajadas a través del paisaje rural bautizada como “la carretera de la montaña rusa” por los propios japoneses.

5. Sierra Mariola: Curvas entre bosque mediterráneo


No podíamos cerrar este artículo sin alguna recomendación nacional. De las muchas carreteras interesantes de la Península Ibérica, hemos elegido la CV-794 que atraviesa la sierra Mariola, en la provincia de Alicante. Al atractivo de esta vía, que entre curva y curva nos permite contemplar impresionantes vistas de bosque mediterráneo, hay que sumar el de las dos localidades de salida y de llegada: Alcoi y Bocairent (en la foto). Dos lugares históricos perfectos para hacer parada y fonda.
Ahora que ya tienes algunos destinos para añadir a tu lista de viajes, solo queda esperar a que llegue nuestro momento para poder escapar.
#QuedateEnCasa, pero no dejes de soñar.